Lanquais

Su historia, sus castillos, sus conciertos, sus fiestas, su patrimonio y su paisaje boscoso y de verdor son todas razones por las que debe descubrir el encantador pueblo de Lanquais.

Situado en un valle del Périgord Púrpura y cerca del Périgord Negro, en él se descubrieron yacimientos de herramientas prehistóricas, fragmentos de cerámica y ladrillos, así como monedas romanas con la efigie de los primeros emperadores.

En Lanquais, la naturaleza, la arquitectura, las fiestas y el descanso se unen para ofrecerle una estancia agradable.

El granero de Lanquais
El granero de Lanquais

El granero de Lanquais

A los pies del castillo de Lanquais, se alza un imponente granero. Posee un tejado inclinado y una estructura de tres naves cuyos pilares, hechos de un enorme roble, han soportado el paso del tiempo.
 

A lo largo de los siglos y en función de sus propietarios, este granero ha servido de hospital, de templo protestante, de sala de celebraciones populares, de bodega, de establo y, por último, de redil.

El granero, que se encontraba en muy mal estado, estaba destinado a ser demolido, cuando, en 1975, la asociación Amis de Lanquais lo compró y llevó a cabo la primera restauración.

En la actualidad, es propiedad del municipio y en él se organizan actividades culturales (teatro y conciertos), bodas, etc.

Alquiler Ayuntamiento de Lanquais: tel. +(33) 5 53 61 07 26 - mairie-lanquais@wanadoo.fr